0

Ansia informativa (I)

Vivimos en un mundo muy competitivo, todo el mundo quiere ser el número 1. Y esto mismo se lleva al sector informativo, todas las cadenas, todos los periódicos quieren ser los primeros en dar la noticia.

Esto, en un principio no debería ser malo. ¿Dónde está entonces el problema? Pues el problema viene cuando hay tantas prisas por ser el primero que ni te molestas en contrastar la información.

Por ejemplo esta misma noche en twitter empieza a difundirse el falso rumor de un golpe de estado en Portugal bajo el hashtag #prayforPortugal. Pasados unos minutos publica el diario El País en twitter lo siguiente:

Esto lo único que consigue es darle más credibilidad, puesto que un medio de comunicación relativamente importante a nivel nacional comenta la noticia, llegando de esta manera a mucha más gente. Ya han borrado el ‘tweet’, sin embargo me sorprende que un diario de tanto prestigio se apresure tanto a publicar una noticia sin confirmar siquiera que es cierta.

A partir de aquí se han sucedido una serie de críticas al País y de bromas sobre Portugal.

Este no es el único ejemplo ocurrido últimamente, mañana comentaré más en la segunda parte de la entrada, que ahora estoy cansado y me voy a dormir. Pero hay que plantearse a qué límites estamos llevando la competitividad, ¿en que momento deja de ser sana y puede perjudicarnos haciéndonos llegar noticias que no son más que rumores extendidos por unos cuantos con ganas de marcha y muchos crédulos? Además del golpe que puede sufrir la reputación del diario con cosas de este estilo.

Más información: Wikinews

Sergio Ferrer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *