0

Día de la Hispanidad (12-Oct) y fiesta en la embajada

Como todos ya sabréis el 12 de octubre se celebra entre españoles el Día de la Hispanidad. Pues bien, es una costumbre que llevamos más allá de nuestras fronteras. En el caso de Helsinki y, según he leído, en muchos otros sitios, la embajada española organiza una fiesta para todos los españoles residentes en dicho país/ciudad.

Sinceramente estuvo muy bien, un gran surtido de canapés de todos los tipos y bebida ilimitada, todo gratis. Desde los típicos montaditos de salmón ahumado, pescado típico en Finlandia, hasta jamón serrano, queso y mucha más variedad. Para beber podías elegir cerveza, vino, sangría o agua. Todo ello en un salón alquilado para la ocasión en un gran edificio y con mucho servicio de catering pasándose con bandejas y atendiendo a los asistentes.

Conocimos a la simpática embajadora (ex embajadora de la Santa Sede) y nos hicimos una foto con ella, quien de paso nos prometió alguna fiesta más dedicada a los erasmus que este año invadimos la ciudad con nuestro inglés vulgar y nuestro inconfundible humor y ganas de fiesta.

Y diréis ¿por qué esta entrada ahora, más de un mes después de la fecha a la que va dirigida? Pues la verdad dudaba si escribirla o no, pero al final me he decidido. Y, ¿qué me ha hecho decidirme? Enterarme la cuantía de las becas erasmus para este año por parte del gobierno español y los recortes que se han hecho. En total puedo cobrar 200€ al mes menos de lo que podría haber tenido el año pasado (eso si tengo suerte y dan las cantidades máximas establecidas). De ahí para abajo.

Y luego me hace plantearme el gasto que supone la fiesta esta y cuánto será el gasto total si se hace lo mismo con todas las embajadas españolas en el mundo. La verdad es que no tengo ni idea de calcular cuanto podría costar, ¿20.000 o 30.000€ quizá? ¿Mucho más, algo menos? Ni idea, pero es mucho dinero si vas sumando todas las embajadas. Y me resulta cuanto menos irónico que no tengan dinero para las becas y que con lo que me vayan a dar no me dé ni para pagar el alojamiento (y eso que estoy en los pisos más baratos) y que, sin embargo, si que hayan fondos para organizar este tipo de banquetes que, hasta que alguien me demuestre que estoy equivocado, me parecen totalmente innecesarios en un momento tan precario económicamente hablando como es el actual.

Pero bueno, ya que sabemos que el dinero lo van a despilfarrar sí o sí, al menos habrá que intentar que nos toque la mayor parte posible y aprovechar cada oportunidad que tengamos de acariciar nuestra parte.

Sergio Ferrer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *