2

Experiencia Viña Rock 2012

Como ya comenté hace un tiempo, este año iba a ir al Viña Rock. Para los que no sepáis lo que es, es un festival musical que se suele celebrar en Villarobledo, Albacete. Este año ha batido récords de asistencia con 60.000 asistentes únicos y 220.000 contando todos los días de los conciertos. Esto aparte de la gente que ha ido y no ha entrado, esos que van solo por la fiesta de fuera. Pues bien, yo tenía muchas dudas sobre si ir o no ir. Así que voy a hacer una especia de análisis de varios puntos para intentar que si alguien tiene dudas se le despejen para futuros años.

Música: empiezo por aquí, porque el festival es principalmente música. Hay 4 escenarios y se tocan bastantes estilos: rap y hip-hop, diversos tipos de rock, heavy, reggae, etc. Muchos estilos de música, es casi imposible que no te guste ninguno.

Precios: la entrada salió por unos 25€. A partir de ahí va subiendo cada cierto tiempo hasta que llega a un tope, el precio de taquilla, que este año eran 80€. A mí me costó 39€ comprándola un mes antes. Pienso que el precio de este festival es excelente. Con la entrada tienes acceso/derecho de acampada y a ver más de 60 conciertos (lógicamente algunos coinciden en horario y no puedes verlos todos, pero sigue siendo una gran cantidad). Además es más barato que otros festivales nacionales.

El precio de la comida también me pareció bastante razonable. Unos 3’50€ por una hamburguesa o bocadillo con patatas si la compras dentro. 4€ comprándolo fuera del recinto, cosa que no aconsejo. Piensas “me cuesta 50 céntimos más y me ahorro la cola, vale la pena”, pero no, no vale la pena; dentro la comida tiene más calidad y cantidad.

El precio de la bebida no es barato, pero sí más económico que en conciertos como los del Palau Sant Jordi y otros por el estilo. Costaba 6€ el litro de cerveza y 12€ el cubalitro de vodka, ron y demás.

Gastos: aparte de la entrada, otro gasto importante es la gasolina. Obviamente dependerá de lo que le chafes al coche y de donde venga cada uno.

Respecto a la bebida, lo mejor es traérsela de casa, se compra en cualquier supermercado y como puedes beber en la tienda, eso que ahorras. Si luego pillas algo dentro bien, pero depender solo de la bebida del interior del recinto es un gasto importante.

Comer también depende de vosotros. Nosotros llevábamos bastante comida de casa, con la que comimos todos los días. De hecho solo me pillé un bocadillo para cenar un día, el resto de comidas las hicimos con lo que llevábamos en las neveras portátiles. De todas formas si os sobra la pasta podéis ir a algún restaurante de la zona. Y sino en el pueblo hay Carrefour, mercadona, horno…

Clima: lo peor. Dicen que de normal hace mucho calor durante el día y frío por la noche. Este año ha sido fresco durante el día y mucho frío por la noche. Ha llovido todos los días (sin ser muy inoportuna) y ha llegado a granizar. Hay que llevar un buen abrigo para aguantar las noches.

Equipamiento: Aparte de la tienda hay que llevar bastante ropa, tanto para abrigarse como para cambiarla si te mojas. Hay que tener en cuenta que las zapatillas que lleves casi seguro que se van a quedar allí, se quedan destrozadas, para tirar; y la ropa llena de barro.

Zona de acampada: está la zona oficial y luego hay otra gente que acampa en el pueblo. Nosotros optamos por la segunda opción, acampamos en un descampado del pueblo con muchas más tiendas rodeándonos. Hicimos esto porque así podíamos tener la tienda junto a los coches, mientras que en el camping oficial no puedes entrar el coche, tienes que dejarlo en el parking y andar cada vez que quieras algo. Además estábamos algo más cerca de los conciertos (a unos 10 minutos andando), mientras que en ciertas partes del camping oficial estabas de 15 minutos hacia arriba.

Entrada al recinto: es lo peor del festival. En conseguir la pulsera que nos permite entrar no tardamos mucho, pero luego para entrar al recinto donde estaban los escenarios sí había un rato de cola, sobretodo en hora punta. Te cachean antes de entrar, te miran la mochila para que no entres ningún tipo de bebida ni comida. Una putada.

Higiene: allí hay duchas, había que pagar 1€ simbólico y según me han comentado están bastante bien. Nosotros no nos duchamos, llevábamos toallitas y tampoco hizo mucha falta. Aunque cuando llegas a casa si que te duchas con muchas ganas, la verdad. Lo peor es ir al baño, sobretodo si eres chica supongo. Mear meas en cualquier lado, de hecho hay gente que meaba en mitad del concierto; pero cagar, cagar está chungo, o haces una rápida en algún baño portátil o te buscas un hueco en el campo.

Ambiente: todo el mundo te dice que el ambiente es muy hippie, muy perroflauta; y sí, hay mucha gente de ese estilo, pero yo no vi malos royos en ningún momento. Me pareció un ambiente genial, gente simpática, que te ayudan si necesitas cualquier cosa. Tampoco vi a nadie buscando problemas, como sí pueden haber en algunas discotecas. De todas formas, al festival vas con tus amigos y la mayor parte del tiempo lo vas a pasar con ellos, así que vas a estar bien seguro.

Fiesta: aparte de los conciertos, fuera hay raves montadas para que puedas estar de fiesta a cualquier hora del día. Así que no te aburrirás.  Además de la fiesta que te montas en la tienda con tus amigos, donde las risas están aseguradas.

Vecinos: yo no hablé con ninguno. Los hay que por las mañanas pasean con sus hijos por allí, cosa que yo me plantearía bastante hacer y hay muchas casas que seguramente estarán vacías esos días. Luego hay otros que te cobran precios variables y te dejan usar su baño. Son unos 3€ ducha fría, 5€ ducha caliente y 1€ usar el servicio.

Drogas: hay, por todos los lados, estás viendo un concierto y se te acercan a ofrecerte. No sé como estarán de precio, si más caras o al mismo precio que de normal, porque no pillé. Pero vamos, que si alguien quiere pillar no va a tener ninguna dificultad.

Creo que he analizado todos o casi todos los aspectos. De todas formas si tenéis alguna duda podéis escribirla en los comentarios o preguntarme y os contestaré en cuanto pueda.

Resumiendo, ¿recomendaría asistir al festival? Sí, sin dudarlo, es una experiencia que hay que vivir aunque sea una vez. Luego ya decides si repites o no, pero tienes que probarla y decidir. Yo iba convencidísimo de que no me iba a gustar, de que no me lo iba a pasar bien y he vuelto encantado. Tanto, que quiero repetir en cuanto pueda y las fechas me lo permitan.

Sergio Ferrer

2 Comments

  1. Y qe comida llevaste de casa?. Ideas PORFA, porque camping gas no se puede llevar ni nada y no sabemos qe llevar

    • Pues hace ya 4 años de ello, pero recuerdo que un día hicimos macarrones con el camping gas (fuera del recinto de acampada, en mitad de la calle). También llevamos pan de sandwich y fiambre (jamón, queso, etc.).

      Podéis llevar ensaladas de estas prefabricadas, tortilla en tupper, quiche. Cualquier cosa enlatada, aunque luego tengáis que calentarlo en cualquier sitio (albóndigas, fabada, etc.).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *