0

La comida de los aviones, ¿por qué sabe tan mal?

Es bien sabido por todos que la comida de los aviones no está especialmente buena. Pues bien, acabo de leer un artículo de directoalpaladar intentando explicar por qué sabe tan mal la comida de los aviones.

En el comentan cosas como que “el sentido del olfato cambia mucho debido a las condiciones higrotérmicas de la cabina —el grado de humedad es bajísimo, resecando la nariz—, así como el del gusto, debido al cambio en la presión del aire, que abotarga las papilas gustativas.” Otras razones que dan son la logística, el hecho de que la comida sea recalentada, etc.

En mi opinión la alteración en nuestros sentidos no tiene mucho que ver, que la comida sea recalentada, pues sí, algo hará. Pero yo estoy más a favor de lo que dice alguna gente en los comentarios. En mi opinión la comida sabe mal porque no es comida de alta calidad. Como en todos los aspectos, este es uno más en los que intentan recortar y lo hacen con materias primas peores que hacen que la comida no esté demasiado buena.

Y, ¿en qué me baso? La verdad no he comido muchas veces “comida de avión”. En el vuelo de fin de curso a Praga, este verano a San Francisco (con US Airways) y pocas veces más. Y en ninguna ocasión me ha gustado la comida. Aceptable por ir incluida en el precio del vuelo (que menudo precio, la comida queda pagada de sobra), pero es algo por lo que no pagaría si fuera opcional. Y la razón por la que no me convence que la alteración de los sentidos sea la causa del mal sabor es porque yo he entrado en el avión comida. A veces he ido con mis propios bocatas, otras veces bollería, incluso he subido comida del Mc Donalds; y la verdad, en ninguna ocasión he notado una diferencia de sabor con los mismos productos comidos en tierra. Así que… ahí lo dejo.

En mi opinión es lo que he dicho al principio y como diría el refrán: “comida mala, si recalentada, dos veces mala”.

Sergio Ferrer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *