0

Mi aventura Samsung (y III)

NOTA: Esta versión va a tener un lenguaje algo más técnico-tecnológico y no sé si todo el mundo entenderá toda la entrada, pero podéis preguntar si os interesa.

Como comentaba en la segunda entrada de esta “aventura” por la poca memoria del HTC me tuve que cambiar de móvil. “Pasa las aplicaciones a la tarjeta”, podéis pensar. Pero hay muchas que no se pueden pasar y el problema de no tener espacio es que muchas cosas, como por ejemplo la aplicación de Gmail, dejan de actualizarse, lo cual sí es un auténtico problema.

Pues bien, tras poner el móvil a la venta decidí emprender la búsqueda de mi próximo terminal, tras muchas opiniones y comparativas leídas me decanté por el Samsung Galaxy S2, bate a los demás en todos los test estilo benchmark, pesa poco, es demasiado grande para mi gusto, pero creo que es cuestión de acostumbrarse. Además de precio estaba medianamente bien comparado con otros de las mismas características. Como nuevo no me lo puedo permitir empecé a buscar en las páginas de segunda mano. A los dos días ya había quedado con un chico que me lo dejaba muy bien de precio, además el modelo era el blanco, que me parecía muy bonito y tenía factura de 1 semana, vamos, que estaba nuevo.

Quedo con el chico, hago las pruebas que me habían aconsejado, el móvil funciona perfecto. Llego a casa le hago el root para liberarlo y meterle una custom ROM con Android 4 y ahí empieza la odisea. El scroll (eso que hace que las páginas, menús, etc. suban y bajen) no va fluido, hace una especie de rebote que me incomoda una barbaridad. Pruebo a empezar de cero y volver a instalarlo todo, pero nada, no se soluciona. Hago mil cambios, pruebo otras ROMs, sigo consejos, pero nada, sigue igual. Entonces me digo: “Voy a ver si soy el único o hay  más como yo”. Busco en los foros más importantes y leo que hay varias personas con el mismo problema, el S2 no les soporta todo lo bien que debería la actualización a ICS.

En un principio pienso en probar alguno para ver si va bien, Manu se ofrece y el suyo va de lujo, por lo que empiezo a plantearme si será el modelo blanco (se rumoreó que venía con problemas que el negro no tenía). Pregunto en los foros, pero los otros afectados también tienen el modelo negro, no solo el blanco. Así que digo, vaya, será una ruleta rusa a 100 personas les va bien y somo 5 o 6 los que tenemos el problema. Tendré que seguir probando suerte. Entonces bajo el móvil otra vez a la versión de casa (2.3.6 GB) y lo vendo (todo esto es comprarlo lunes y venderlo miércoles).

El mismo viernes pasado ya tenía otro mirado y quedé con el chico. Según el anuncio el móvil era nuevo a estrenar, pero cuando llego me veo que ya está estrenado y tanto. El chico me dice que lo vende porque el Xperia funciona mejor, cosa que me extraña, pero aún así sigo adelante.  Como decía el móvil estaba abierto, rooteado y con la versión 4 metida. No me hacen falta más de 2 minutos para detectar que tiene el mismo problema que el que acababa de vender. El scroll no va fluido.

Le digo al chico que disculpe las molestias pero que no lo quiero. Él no acaba de entender que “por esa tontería” no quiera el móvil ya que si no levantas el dedo de la pantalla en desplazamientos va perfecto. Otra gente me dice también que lo compre y espere en GB hasta que salga una versión más estable de ICS. Pero esta gente no entiende que si me gasto cerca de 300€ en un móvil espero que vaya perfecto, o al menos algo mejor que como iba el HTC que acabo de vender (que en tema de scrolling iba perfecto).

En fin, creo que de momento seguiré dándole oportunidades a una casa que la tiene tomada conmigo y buscando un S2 que vaya bien. Y si no lo encuentro me tocará esperar a que el HTC One S baje de precio y poder comprarlo o buscar otro terminal que me convenza. Dicen que a la tercera va la vencida, de todas formas, deseadme suerte.

PD: Sé que esta entrada no es entretenida precisamente, pero necesitaba desahogarme de todos los problemas que me da samsung.

Sergio Ferrer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *